Fidelidad – está en la cabeza

Fidelidad – está en la cabeza.

No está sujeta a ninguna circunstancia ni hábitos. Es un estado de aversión a tocar y besar a un extraño. Fidelidad – son mensajes a altas horas de la noche a pesar de estar ocupados o cansados. Es la toma de consciencia y la sensación que estás en un lugar equivocado si tu pareja no está contigo.

 

La fidelidad está en la cabeza. Fidelidad – son recuerdos. Es esa sonrisa en tu rostro y un deseo inmenso de disolverse tan pronto como sea posible en los brazos de la persona amada.

 

La fidelidad – es una decisión firme y confiada. Interna. Completamente inconsciente y por eso la más verdadera. No solo verbal. Es silenciosa y hacedera. Fidelidad – es armonía, paz e idilio sexual. Fidelidad – es plenitud, integridad. Fidelidad – no es confrontación con las tentaciones. Es una percepción diferente de las situaciones tentadoras.

Fiel solo puede ser quien ama. Fiel solo puede ser una persona feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *